domingo, 18 de abril de 2010

VIDA



A veces la vida se te regala,
se te entrega en flor naciente de otra vida,
que se parte y se divide distraída
Y que crece a cada paso de gigante.

En tu vientre albergas esa dote,
el presente de una vida regalada,
en el paso de ese tiempo de inocencia
de vaivenes de olas firmes encarnadas.


En la piel de la fuente sumergida,
airosos centros de jirones miserables.
Das sentido al dolor en cada herida
en latidos insaciables de verdades.

Tu lucha se limita a la espera
del día en que abra tu latido,
y te enfrentes al mundo distraido,
malherido del sonido de tu llanto.


1 comentario:

  1. Me encanta esta entrada versos y dibujos. Preciosa. Un abrazo

    ResponderEliminar